Arquitectura

TuboHotel Tepoztlán

La idea surge cuando construimos Cafe Cinco donde nos vimos en la necesidad de adecuar un baño muy económico para los usuarios. En nuestra búsqueda de soluciones, encontramos el trabajo del arquitecto Andreas Strauss que en el 2006 recicló tubos de concreto para adecuar habitaciones en un hotel. Conseguimos reciclar un tubo de 2.44m de diámetro por 3.50m de largo y al hacer nuestro baño nuestro cliente decidió hacer un Hotel con las mismas características que Desparkhotel. Sobre un terreno que se encuentra en la periferia de Tepoztlán, con excelentes vistas panorámicas de la Sierra del Tepozteco y en un entorno arbolado de características fuera de lo común, se ha generando un ambiente natural y extraordinario para nuestro propósito.

© Luis Gordoa
El objetivo era tener la posibilidad de construir rápido y a un costo muy accesible un hotel que diera servicio al turismo de Tepoztlán a demás de que fuera un concepto totalmente nuevo para la región. Con una proyección de 20 habitaciones, iniciamos la construcción de los primeros módulos. A diferencia del hotel de Andreas Strauss, nosotros colocamos las habitaciones (tubos) en módulos de tres, para aprovechar el terreno en la medida de lo posible.
© Luis Gordoa
Nuestra oficina se encargo de hacer un plan general y la construcción del primer módulo de 3 tubocretos, posteriormente, la administración del Tubohotel se ha encargado de construir los módulos restantes.
El orden de los tubos es aleatorio con respecto a la topografía del terreno. La construcción se llevo a cabo en un periodo de 3 meses.

Casa LQ20

 Esta casa se encuentra en Cuernavaca y está compuesta por dos volúmenes principales que se confrontan a partir de un patio que los atraviesa. Uno de ellos, el orientado al Oriente, está totalmente abierto en planta baja y el otro, orientado al Poniente, totalmente cerrado al sol.

© Luis Gordoa

La comunicación entre los dos cuerpos es a través de un puente cubierto por una losa aligerada que forma un gran espacio abierto pero cubierto a la mitad del patio. Su fachada es prácticamente cerrada al exterior, excepto por una ventana en la recamara principal que se abre hacia una línea de Eucaliptos y Laureles que está a la distancia.

© Luis Gordoa

El sol de la mañana, entrará por la misma solo un par de horas, permitiendo que estos árboles se disfruten el resto del día.

Pabellón FloraPlant

Construimos este pabellón en Cuautla, cerca del ingenio de Casasano, en el más prestigiado vivero de Morelos.

© Luis Gordoa

Se trata de un espacio para mostrar las flores que están a la venta y a la vez dar servicio de sanitarios a los visitantes; una sombra para poder descansar después de los viajes largos que recorren transportistas para comercializar estas plantas de ornato.

© Luis Gordoa

Hicimos esta construcción de aproximadamente 200m2 con la intención de que el jardín permitiera tener un recorrido por el cual ver los diferentes tipos de flores antes de comprarlas y al mismo tiempo poder disfrutar de las vistas que ofrece el contexto. La hacienda Calderón a unos cuantos metros, un acueducto enmarcado en las faldas de la sierra del Tepozteco y de Tlayacapan, así como del volcán Popocatepetl, pueden ser apreciados desde el mirador piramidal en el jardín superior.

Planta
Planta
 

Decidimos hacer una estructura de concreto que envejezca junto con el jardín. Por un lado, la arquitectura en las instalaciones de Floraplant son ligeras y de estructuras galvanizadas con cubiertas de maya sombra; nosotros decidimos contrastarla con una construcción pesada que eventualmente parezca una ruina en el sitio.

© Luis Gordoa

Buscamos separar la función de producir las plantas con disfrutarlas en un contexto más decorativo, de modo que decidimos esconder nuestra estructura detrás de un muro de cristal con imágenes de flores, que permitieran acercarnos sin ver el jardín, preparando al visitante para no sentirse dentro del vivero por un rato mientras escoge que plantas comprar.

© Luis Gordoa

También construimos un pequeño módulo de oficinas, con una estructura de concreto que dado el presupuesto dejamos aparente en todas sus partes. En planta baja tenemos un comedor y solo cuatro columnas forman la estructura. Intentamos protegerla del sol con una marquesina perimetral.