Se trata de la construcción de 2 recámaras, un baño y un área de juegos con un bajo presupuesto en un costado de una casa en la que la familia creció y que se conectan a través de un puente de cristal.